Tras la decepcionante temporada pasada en Burgos los más agoreros daban esta por perdida por no contar con un ‘9’ de garantías ni tener una plantilla de relumbrón.

Pese a fichar a Héctor Figueroa como punta (jugador de nivel) la gente no tenía confianza, y con la llegada de Cervero y Yaw parecen haber levantado los ánimos.

Con un Plantío en reconstrucción y una delantera de quilates los burgaleses vuelven a sonreir confiando en que esta va a ser su temporada.

Previous post Jugadores más valiosos del Grupo IV de Segunda B
logo segunda b Next post Ponferradina: SD Ponferradina 1 – CD Guijuelo 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales