Este 2018 que acaba nos ha traído muchos buenos momentos. Desde el fútbol base, pasando por el basket y terminando en el Primer Equipo, todos los integrantes del CD Vitoria han contribuido a que este sea un año histórico para el Club. Además hemos sido pioneros en la creación de la Comisión MAPAVI ( Madres y Padres del Vitoria), un espacio de intercambio de información con las familias de los jugadores y jugadoras que nos ha permitido conocer de primera mano las inquietudes y los sueños de nuestros integrantes para conseguir que familia y Club remen en la misma dirección: el beneficio de los jugadores.
La estructura del fútbol base ha crecido para pasar de 17 a 21 equipos. Una gran familia a la que le une una pasión, el fútbol. Estamos especialmente orgullosos de la creación de la sección de fútbol femenino, donde tras el éxito del Femenino Infantil-Cadete de la 17/18, ha visto como dos equipos Regionales, un Infantil-Cadete y un Alevín han servido para demostrar que el fútbol no es cosa de hombres y que las chicas han venido para quedarse. El cadete consiguió tras una grandísima temporada el ascenso a Primera Cadete, exigente categoría en la que esperamos asentarnos esta temporada. Además el Preferente se quedo a las puertas de disputar los playoff de ascenso a Tercera. Una muestra de que el Club sigue creciendo en horizontal y en vertical sin descuidar su labor formativa.El basket cuenta este año con dos equipos Senior Femenino, un Senior Masculino y un Junior. El trabajo realizado por los chicos y chicas y por sus entrenadores ha sido increíble y forman un grupo muy unido. La sección de Basket representa a la perfección los valores del deporte que queremos inculcar como Club ya que el compromiso, esfuerzo y pasión por el aro se plasman cada fin de semana en las canchas vitorianas.Por último, el Primer Equipo sigue haciendo historia y tras un agónico final disputa su segunda temporada en Segunda B. Hubo que pelear hasta el último minuto del último partido para certificar la permanencia pero los de Igor Gordobil lograron mantenerse en la categoría de bronce del fútbol nacional. Esta temporada, a pesar de que los resultados no acompañan al buen juego, seguro que nos traerá muchas alegrías. Trabajo, humildad y más trabajo son las máximas de este grupo que nos hace vibrar cada semana.No sabemos lo que nos deparará el 2019. De lo que estamos seguros es de que el compromiso y esfuerzo de todas y cada una de las personas que integramos el Club Deportivo Vitoria va a estar dirigido a que sea aún mejor que este 2018.Aúpa Vitoria! Feliz año nuevo!Urte Berri on!

Fuente: https://www.clubdeportivovitoria.es/Actualidad/Noticia/ver,477/

Previous post Barakaldo: Desvinculación del jugador David Cuerva
Next post Cultural Leonesa: Iván Glez: «El cambio es una motivación y todo el mundo parte de cero para demostrar de lo que es capaz»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales