La Unión Deportiva Melilla apura sus últimas semanas de trabajo de 2018 con la intención de sacarles el máximo rendimiento posible. Los azulinos acumulan hasta la fecha 37 puntazos, pero quieren seguir batiendo registros y mañana pretenden sumar su cuarta victoria consecutiva a domicilio ante un rival nada cómodo, el C.D. Badajoz, en su última salida antes de las vacaciones navideñas.
Ya lo comentaba ayer Luis Miguel Carrión en la habitual rueda de prensa previa a los encuentros, se espera mañana enfrente a un rival “muy a tener en cuenta”. Los blanquinegros, para el técnico catalán, son un plantel “aguerrido como todos los de Nafti (su entrenador), que tiene solidez defensiva y arriba dispone de jugadores importantes”.
El míster unionista confía en poder llevar el peso del encuentro y dominar a un equipo que, hace apenas cuatro semanas, logró batir en este mismo escenario al anterior líder de la competición, el UCAM de Murcia. Cabe recordar que este Badajoz era confeccionado en verano para pelear por los puestos de liguilla, pero que un comienzo algo irregular les ha hecho situarse –actualmente- a 17 puntos del conjunto melillense.
Ambos equipos tienen jugadores de sobra como para intentar proponer buen fútbol y, a pesar de que el último partido como local lo disputó el conjunto pacense en el estadio vecino del Francisco de la Hera por el mal estado de su terreno de juego, Mehdi Nafti aseguraba ayer en rueda de prensa que actualmente el césped está “espectacular”. Sería, desde luego, algo que agradecían ambos clubes y especialmente sus aficionados.
De la plantilla extremeña destacan nombres como el del talentoso Damian Petcoff o el ídolo local Guzmán Casaseca, entre otros. En la punta, donde suele operar un única futbolista, sobresale el nombre de Francis Ferrón, cuya pasada campaña fue muy prolífica en Marbella y que este año lleva, hasta la fecha, cuatro tantos anotados.
Especialmente peligrosos al contragolpe tras pérdida rival, los unionistas tendrán que vigilar bien su concentración durante el choque, también por su poderío a balón parado. César Morgado, fijo en el eje de la zaga de Nafti, lleva anotados otros tres tantos en lo que va de temporada.
Los unionistas viajarán al Nuevo Vivero con las únicas bajas de Richi y Paco Aguza, que están en la fase final de recuperación de sus molestias musculares y con los que aún no ha querido arriesgar el entrenador de la U.D. Melilla. De conseguir los tres puntos en tan complicado campo, los azulinos se asentarían en el liderato con la escandalosa cifra de 40 créditos. Sin duda, un premio muy bonito por el que luchar, ¡quien guarda halla!

Fuente: https://udmelilla.es/noticias/18821/

Previous post Melilla: La U.D. Melilla se vuelve sin premio de Badajoz (1-0)
Next post Melilla: Dani Barrio: “Perder 5-1 en Granada es lo mejor que nos pudo pasar este año”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales