El partido que cerraba el año en el Torres no podía presentar un cartel mejor. Primero contra segundo, tres puntos solo de diferencia en la clasificación , dos de las mejores defensas, Yuri llegaba como máximo artillero de la categoría… Mucha emoción. Más si le sumamos que de fondo y en los transistores de todo el público sonaba la voz de los niños de San Ildefonso repartiendo la suerte típica de estas fechas. Eso buscaba cada equipo, pero desde el respeto mutuo.
Se notó en los primeros minutos, en dos equipos ordenados. Preocupados de tener el balón, pero también de no fallar. Ambos sabían que el primer error se podía pagar caro, mucho más si ocurría en los primeros minutos de partido. La Ponfe avisaba con centros lejanos al área que no adivinaban rematador. El Fuenla tuvo una tímida llegada de Cedric que se estrelló en la defensa. A partir del 15, la cosa se empezó a poner más serio. El primer aviso llegó de Yuri con un remate alto. La ocasión despertó al Torres y desmelenó al equipo. La jugada empezó desde atrás y con arte. Biel recortó a Dani Pichín, le sentó y salió con el balón jugado para Juanma. El capi sacó la zurda a pasear para poner en ventaja a Hugo e Iribas. El vasco puso el balón medido con su guante en la pierna derecha y Cedric falló por milímetros de cabeza.
 
Los siguientes minutos fueron del Fuenla, que terminó jugadas, aunque fueran con remates lejanos. La primera la tuvo Clavería y después lo intento Hugo Fraile. La única jugada que no pudo acabar el equipo se convirtió en una contra de la Ponfe. Amenazaba gigante Yuri en la frontal con solo Clavería y Biel por delante, pero el centrocampista del Fuenla se hizo enorme ante el brasileño y le rebaño el balón sin falta. Era tan clara la ocasión que Clavería, torció su cara de niño bueno, para gritar por todo Fuenla.
 
El intercambio de golpes siguió. No fue a pecho descubierto, pero fueron golpes directos. Con mucho peligro. Buscaban el KO. Sielva tuvo dos ocasiones, una muy tímida y otra con mucho veneno. Cedric tuvo la del Fuenla, pero su remate salió defectuoso. La primera parte finalizó con una serie de córners a favor de la Ponfe que se encontraron con un resumen de la solvencia defensiva del equipo en lo que llevamos de temporada.
 
El Fuenla salió del vestuario con ganas de cambiar el guión. De romper esa igualdad de respeto y mostrar su lado más atrevido, su cara más de Fuenla. Salió mejor imposible. Casi en la primera jugada ofensiva, una serie de rechaces en área rival acabaron en los pies de Sotillos, que marcó con la zurda y desató la alegría en el campo, en la grada… y en toda la ciudad porque el grito del equipo retumbó en la localidad. La versión atrevida del Fuenla siguió para dejarnos una chilena de Cedric, que atrapó David Gómez, y otro remate del nueve que taponó la defensa. También Hugo Fraile lo intentó desde lejos, pero se fue fuera el remate. La Ponfe intentó reaccionar con cambios (salió Amouzou por Jorge García) y con alguna ocasión aislada de Grande.
 
El partido quedó atrancado porque el Fuenla así lo quiso. La Ponfe, duro rival, lo intentó pero no pudo y el Fuenla machacó el partido a balón parado. Lo hizo sin piedad. Primero fue el capi Juanma Marrero. Su cabezazo fue un golpe con un martillo. Randy puso el punto final al año con otro cabezazo. Tres puntos y el equipo en lo más alto de la clasificación. Todos contentos y con muchas ganas de afrontar el largo camino que nos queda por delante.

Fuente: https://www.cffuenlabrada.es/noticia-cffuenlabrada/una-victoria-muy-seria-para-despedir-el-ano-2368.aspx

Previous post Cultural Leonesa: Cultural y Deportiva Leonesa 0-0 UD S.Sebastián de los Reyes
Next post San Sebastián de los Reyes: El Getafe C.F. se proclama Campeón del V Torneo Solidario de Navidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales