El García de la Mata no es un campo sencillo. La superficie condiciona como cualquier campo de césped artificial y el Adarve termina de complicar a los visitantes con ese gen competitivo y esa fuerza para luchar y guerrerar cada balón con espíritu espartano. Mere avisó en rueda de prensa y a sus jugadores de tales circunstancias. El chaqué debía quedarse en el armario y había que ponerse el mono de trabajo, con el traje debajo por si la ocasión lo requería.
 
El equipo llegó mentalizado a la cita y se notó. La primera parte fue del Fuenla. Creciendo desde la solidez defensiva, que imponen con jerarquía Cata, Juanma e Iribas y sigue con ímpetu y juventud Sotillos, se cimentó el partido. En la medular Clavería luchaba cada balón suelto, Óscar insistió por la banda y Hugo y Cristóbal, demostraron que hay jugadores que aunque se pongan el mono de trabajar siguen desprendiendo el perfume que deja el chaqué. Arriba Borja Lázaro y Randy tenían día de pelea aérea. Lo mejor fue que el equipo se sintió cómodo, adaptándose al contexto como un camaleón. Así llegaron las primeras ocasiones, que no fueron muchas, pero sí claras. Incluso hubo un gol anulado a Borja Lázaro al entender el colegiado que hizo falta previa. Parra se tuvo que lucir en para evitar un gol de Borja Lázaro y todo el banquillo reclamó un posible penalti de Miguel sobre el nueve del Fuenla. La jugada, conviene decirlo, vino precedida de un pase exquisito con el exterior de Cristóbal.
 
Al descanso se llegó en tablas y con la sensación de que había que luchar cada centímetro sin poder ahorrar un esfuerzo en las acciones. En la segunda parte, curiosidades e incertidumbres del fútbol, el equipo controló menos el balón, pero tuvo más ocasiones. Las primeras fueron para Hugo, con un disparo lejano, y para Clavería al peinar un centro de Iribas.  Mere olió sangre en los lobos y sacó a Cedric. Más artillería para buscar los tres puntos. Al minuto llegó una ocasión. No fue del recién incorporado, sino de Iribas que buscó su tercer gol de la temporada con disparo lejano que salió muy cerca del poste. El encuentro siguió en ese goteo de ocasiones, las tuvieron: Cedric, Borja Lázaro… Quero salió al campo para intentar poner algún centro ganador. Pero el gol no llegó. Los últimos minutos fueron para medir fuerzas y sensaciones. El Adarve intentó bombardear la portería del Fuenla con centros lejanos e hicieron esforzarse a Juanma y Cata. La solidez hizo que no se corrieran riesgos. El equipo jugó bien, se transformó para adaptarse a la situación e intentar ganar. No se logró y ahora toca hacer buen el punto en el Torres ante la Ponfe para cerrar el año con tres puntos.
Fuente: https://www.cffuenlabrada.es/noticia-cffuenlabrada/un-buen-fuenla-sumo-un-punto-ante-el-correoso-adarve-2361.aspx

Previous post Fuenlabrada: Ya está a la venta la camiseta del Fuenla
somosdebronce Next post Fuenlabrada: «El Adarve siempre presenta muchas dificultades al rival cuando juega como local»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales