Partidazo. El de mañana a las 12:00 horasdifícilmente se puede catalogar de otra manera. El temible Cartagena –con uno
de los planteles más poderosos de los últimos tiempos- se mide a una U.D.
Melilla repleta de talento que, desde la tercera jornada, no ha salido de
puestos de liguilla. Un conjunto azulino que, ya en la tercera fecha del
campeonato, fue capaz de vencerle 0-2 en su feudo.
Las dinámicas para el encuentro de mañana, todo
hay que decirlo, son bien distintas. Los de Munúa, desde aquel choque, están
batiendo todo tipo de registros, exhibiendo una gran eficacia anotadora y habiendo
acumulado 45 puntos de 54 en las 18 jornadas que llevan transcurridas hasta hoy.
La principal baza en ataque del líder está siendo -en este segundo tramo de la competición- la del extremo Elady Zorilla, que se está destapando como anotador y, hasta el momento, lleva en su cuenta trece tantos (siete en la segunda vuelta). La dinamita arriba de los albinegros está, sin embargo, bastante repartida. Los de Cartagena cuentan en ataque con jugadores de relumbrón como Aketxe (que ha aportado 7 goles), Santi Jara (6), Moyita (5), Fito Miranda (4) o el ex azulino Rubén Cruz (3) entre otros, aunque el resto de sus líneas son igualmente fiables.
Jugadores de gran experiencia y sobrada talla en
la categoría (como Cordero, Vitolo, Cristo, Jesús Álvaro o Antonio López)
completan una plantilla muy compensada que aspita a todo. Enfrente, eso sí, van
a tener una escuadra azulina igualmente repleta de talento, que llega al
partido tras cuatro encuentros sin perder y con la ambición por las nubes.
En la escuadra azulina el único ausente será Jordi Ortega, que a partir de la semana próxima irá incorporándose gradualmente al trabajo grupal. El resto de sus compañeros han demostrado en la preparación del encuentro que la intensidad del grupo y su implicación es máximo, que todos están preparados para este atractivo encuentro y que, salga quien salga al terreno de juego, se dejará la piel para que el equipo siga aspirando a todo.
Lo ideal sería, si no es mucho pedir, que la afición correspondiese en las gradas, ya que ese aliento único ha de conseguir que el todopoderoso Cartagena vuelva a caer en su plaza maldita. Se trata, por el nombre de los protagonistas, de un duelo de playoff adelantado. Los verdaderos melillistas responderán en consecuencia, como si estuviéramos ya en él.

Fuente: https://udmelilla.es/noticias/19402/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies