Ya atrás el trabajo regenerativo y compensatorio de cada lunes y la habitual jornada de descanso de los martes, la Unión Deportiva Melilla ha vuelto esta mañana a los entrenamientos con todos sus hombres excepto Jordi Ortega. La escuadra melillense sigue preparando el vital partido del domingo en La Espiguera, campo de césped artificial que vienen utilizando para preservar todo lo posible el maltrecho terreno de juego del estadio.
La vuelta del mediocentro catalán se aproxima cada vez más, aunque los unionistas no quieren tomar riesgo alguno para precipitar su vuelta tras casi dos meses fuera de la dinámica grupal. En principio, se prevé que esta semana pueda volver a tocar balón si evoluciona bien la cicatriz de su rotura de ocho centímetros del isquiotibial izquierdo. El que no estará tampoco, con toda certeza, será Jilmar, que cumple ciclo por acumulación de tarjetas amarillas y no podrá viajar a Murcia.

Fuente: https://udmelilla.es/noticias/19434/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies