El defensa francés Jonathan Bijimine fue una de las sorpresas en el once del Logroñés este finde jugando como central izquierdo al lado de Caneda, pero la sorpresa acabó peor de lo que se podía esperar.

El jugador que volvía a la categoría de bronce tras su paso por el extranjero fue expulsado en el minuto 72 al ver su segunda amarilla y complicó las opciones de su equipo ante un rival sobre el papel muy inferior.

Se trata de un jugador con fama de tener ‘mala cabeza’ y esto no le ayuda.

Esperemos que se centre y demuestro que va sobrado para esta categoría, ¡suerte Joni!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies