Avisó Mere antes del partido de que el Rápido, pese al lugar en la clasificación, no sería un rival sencillo. Pocos goles encajados en las últimas jornadas y criterio con el balón. Quizá deberíamos tener aprendida ya la lección sin avisos del entrenador. La norma no es complicada. Antes de un partido de Segunda B la clasificación es un papel que no tiene ningún valor contractual, que bien podía envolver el bocadillo que algunos traen al campo o tener el valor de un periódico dos días después de su publicación. Segunda B es lo que es. Un campo de batalla cada fin de semana donde poco cuentan las condecoraciones en duelos anteriores.
 
El equipo lo tuvo claro y salió bien al campo. Dominando y generando alguna ocasión aislada. Iribas, que regresó al once, tuvo la primera. Llegó hasta el área con la presencia habitual, pero no tuvo fortuna en el golpeo con su diestra. El Bouzas no tembló con la presencia del Fuenla. Intentó jugar el balón ante la presión de Rany, José Fran, Clavería, Caballero… El partido se convirtió en incómodo para el Fuenla. Se frenó el ritmo y se complicó todo. En esa situación  Calarge realizó una gran jugada por banda, se plantó hasta Biel solo. La pegó con la derecha y Biel se levantó para despejar el balón y, de paso, levantar al Torres con su paradón. La portería es ese puesto tan difícil donde un error te condena y una parada clave apenas se recuerda. Apunten esta. La primera parte siguió incómoda y poco aburrida para el espectador. Pero recuerden: es segunda B, no todo tiene brillo, pero muchas veces el resultado sabe mejor que en divisiones con más glamour.
 
La segunda parte fue otra cosa. El Fuenla volvió a su ser. Mantuvo la solidez atrás con dos habituales: Juanma y Galuder y un Sotillos que pasó del lateral al centro de la zaga y se desenvolvió con la misma solvencia. De ahí empezó a crecer el Fuenla, que todavía tuvo más presencia con la entra de Hugo Fraile. Solo faltaba desatascar el buen planteamiento del Rápido de Bouzas. Hubo varios avisos, pero todo cambió cuando Cristóbal congelo el partido. Apareció para regalar un pase con el exterior de esos que crean escuela. Cedric aprovechó el regalo para regatear a Brais y marcar a puerta vacía con la zurda. Diez minutos después, José Fran tuvo la paciencia para no dar el balón al primer desmarque de Cedric, vio a Randy por el rabillo del ojo y allí mando el balón. Este cedió a Cedric que volvió a definir para sumar su undécimo gol. Con el segundo tanto, el Fuenla controló el partido. Entró Gullón y Jaume y el equipo tuvo más superioridad en la medular. El Fuenla sigue arriba, pero que a nadie se le olvide: esto es Segunda B y cada punto en una gran batalla. Seguimos trabajando con ilusión.

Fuente: https://www.cffuenlabrada.es/noticia-cffuenlabrada/victoria-trabajada-ante-un-rival-incomodo-2415.aspx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies