Está claro que la llegada de Michel Alonso al banquillo del Rápido de Bouzas ha surgido efecto de forma inmediata.

Tras 8 partidos sin lograr marcar un gol y con un sólo punto sobre 24 pintaba muy mal el panorama en un equipo que el año pasado rozó la promoción de ascenso y este verano había perdido a gran parte de sus puntales de la temporada pasada.

Llegó Michel Alonso, un entrenador con experiencia en Galicia y parece que lo de entrenador nuevo victoria segura se ha alargado una semana en el tiempo.

Es de valorar que las victorias no han sido ante rivales precisamente flojos, la primera en el Helmántico ante el Salamanca, que cuenta con una plantilla muy potente, y esta última en casa ante el Guijuelo, que está mostrando un gran fútbol y ha empezado bien este año.

Ya han marcado 3 goles y parece que la dinámica ha cambiado, quizás volvamos a ver al Rápido de Bouzas al nivel del año pasado y empiece a escalar posiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies