Tras la decepcionante temporada pasada en Burgos los más agoreros daban esta por perdida por no contar con un ‘9’ de garantías ni tener una plantilla de relumbrón.

Pese a fichar a Héctor Figueroa como punta (jugador de nivel) la gente no tenía confianza, y con la llegada de Cervero y Yaw parecen haber levantado los ánimos.

Con un Plantío en reconstrucción y una delantera de quilates los burgaleses vuelven a sonreir confiando en que esta va a ser su temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies