Hay nuevas y parecen buenas en Reus, aunque hay que ir con pies de plomo vistos los antecedentes.
Un grupo inversor estadounidense ha llegado a un acuerdo con Joan Oliver para comprarle el total de sus acciones y ponerse al mando del equipo catalán.
Los compradores son Russel C. Platt y Clifton V. Onolfo a través del fondo Real State Investment, con experiencia en negocios inmobiliarios e incluso en el mundo del fútbol, donde han trabajado para importantes equipos en su país.
En el comunicado se ha anunciado que quieren construir un nuevo estadio para 18000 espectadores y un centro comercial contiguo. Esto no suena tan bien como se espera, ya que el Reus no suele llevar a más de 2000 personas a sus partidos, y no tiene mucho sentido…
El complejo que quieren crear se llamaría Estadio Gaudí y contendría lo que hemos mencionado. Lo del centro comercial tiene lógica ya que este fondo controla varios y quizás les interese el negocio, pero lo del estadio…
Los nuevos propietarios parecen de fiar y tienen buenas referencias pero en España ya estamos hartos de ver como propietarios extranjeros compran clubs de fútbol y no los dejan precisamente bien… encima este caso se arriesgarían a descender nada más llegar, pagando deuda y demás sería un desastre económico, tendrían que reforzar mucho la plantilla, no lo llegamos a comprender.
Aun con todo, suerte a la gente de Reus y esperemos que puedan terminar la Liga de la mejor manera y no desaparezca este centenario equipo catalán.

cesar diaz Previous post Un gigante amenaza con despertar
Next post Logroñés: Plan de trabajo de la UD Logroñés, del 21 al 27 de enero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Perfiles en Redes Sociales